Reseña Historia de la Nutrición

22/2/17



Reseña historia de la nutrición

El ser humano ha ingerido alimentos desde su aparición en la tierra. Su alimentación se ha modificado a través de los tiempos conforme debió adaptarse a los alimentos que le eran más fáciles de conseguir con las herramientas de las que disponía.
El hombre competía con otros animales por la comida que ingería. En busca de alimentos, adecuaba su alimentación al tipo de alimento más común en el área que habitaba, por ejemplo el marisco o las plantas comestibles. Esta fase de adaptación empezó hace 100.000 años.
Hace unos 12.000 años se inició la revolución neolítica, que incluía una llamada “revolución agrícola”. Se aprende a cultivar y a domesticar animales, lo que suponía una fuente fija de alimentos. Sin embargo, el hombre dependía todavía de los vaivenes de la naturaleza: clima, malas cosechas... Lo que ocasionaba una alimentación irregular.
Los diferentes pueblos de la Edad Antigua tenían alimentaciones diferentes en función de sus creencias, hábitos y sobre todo, el acceso a determinado tipo de alimentos.
Nos consta que a los egipcios les gustaba comer, pero no sabemos cómo producían el alimento, donde lo almacenaba y tampoco cómo lo cocinaban. Lo que si sabemos es la importancia que tenía la carne y el uso de la fruta y los dulces en su alimentación habitual. En general, llevaban una dieta equilibrada.
El pueblo hebreo tenía una alimentación basada en los productos que les daba la tierra. La dieta carnívora era muy estricta. Los animales se clasificaban en puros e impuros, además bebían mucha leche de oveja y de cabra y su principal bebida era el vino.
La base de la alimentación de los griegos la constituían los cereales, el trigo y la cebada esencialmente. La mayor parte de los atenienses tenían que alimentarse más a menudo de pescado que de carne y la bebida más consumida era el agua, aunque también bebían leche, y en pocas ocasiones, vino.
La base de la dieta de los romanos eran productos cultivados en el imperio y territorios dominados, como los cereales. La actividad ganadera les proporcionaba carne de cabra, vaca, cerdo, leche y queso. En general, los romanos se preocuparon tanto de la comida por su condición de alimento, como del sabor, utilizando la sal como principal condimento.
En el periodo medieval la alimentación no cambia esencialmente. El vino y el pan eran los elementos fundamentales en la dieta medieval. La carne era la dieta de los aristócratas y de las clases elevadas. Al final de la Edad Media ya existe una diferencia entre la cocina del norte, donde predomina el uso de la grasa animal, y la del sur, mediterránea, que emplea el aceite de oliva. Las especias empiezan a utilizarse por sus “supuestas” condiciones afrodisiacas.
En la Edad Moderna aparece lo que se conoce como cocina tradicional. El tipo de alimentación se estandariza en toda Europa. Y la dieta fundamental de las clases populares estaba basada en la sopa y el cocido. Los ingredientes proteicos, que completaban la dieta de las clases populares, eran el vino, la cerveza y en algunas regiones europeas la hidromiel y la sidra. Las clases más pudientes incorporaban la carne habitualmente en su dieta.
En la Edad Contemporánea, los cambios en la forma de vida se han traducido en una disminución general en el gasto energético realizado, sobre todo a causa de la creciente mecanización y el menor esfuerzo físico. Las sociedades modernas se caracterizan por la posesión, en sectores mayoritarios de la población, de más alimentos de los que se pueden consumir.
Por otra parte, la forma de alimentarnos ha variado de forma sustancial, es decir, es más tributaria en este momento de las proteínas de lo que lo era durante el siglo pasado, habiéndose producido también una clara disminución en el consumo de hidratos de carbono y un aumento muy importante de la ingesta de grasas.
El consumo de alimentos en general, ya sea de comida o bebida, trasciende la pura necesidad de alimentarse en el sentido de nutrirse, pues está tan cargado de significados, de emociones y ligado a circunstancias y acontecimientos sociales que nada tiene que ver con la estricta necesidad de comer.


Desde la antigüedad hasta 1800

475 a. C.: Anaxágoras declara que la comida es absorbida por el cuerpo humano y por lo tanto contiene componentes generativos, deduciendo por lo tanto la existencia de nutrientes.
400 a. C.: Hipócrates dice: «Deja que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu comida».
1500: el científico y artista Leonardo da Vinci compara el metabolismo con una vela ardiendo.
1614: el médico veneciano Santorio Santorio describe como se pierde una parte del alimento durante la digestión.
1747: el Dr. James Lind, un médico de la Marina británica realiza el primer experimento científico en nutrición, descubriendo que el jugo de limón salvó de escorbuto (un desorden hemorrágico mortal y doloroso) a los marineros que estuvieron en el mar por años. El descubrimiento fue ignorado por 40 años, después de los cuales los marineros británicos comenzaron a ser conocidos como los "limeros". La vitamina que se encuentra en el jugo de lima no sería identificada por los científicos hasta 1930.
1770: Antoine Lavoisier, el Padre de la Nutrición y la Química, descubre los detalles del metabolismo, demostrando que la oxidación de los alimentos es la fuente del calor corporal.
1790: George Fordyce reconoce al calcio como necesario para la sobrevida de las aves de corral.

Comienzos de 1800

Los elementos carbón, nitrógeno, hidrógeno y oxígeno son reconocidos como los componentes primarios de la comida, y se desarrollan métodos para medir su proporción.

1816: François Magendie descubre que perros alimentados solo con carbohidratos y grasa pierden su proteína corporal y mueren en pocas semanas. Solo los perros alimentados con proteínas sobreviven. Se identifican las proteínas como un componente esencial de la dieta.
1840: Justus von Liebig descubre la función que cumplen los carbohidratos (azúcares), las grasas (ácidos grasos) y las proteínas (aminoácidos) en la nutrición.
1860: Claude Bernard descubre que la grasa corporal puede ser sintetizada partir de carbohidratos y proteínas, mostrando que la energía en la glucosa sanguínea puede ser almacenada como grasa o glucógeno.

Comienzos de 1880

Kanehiro Takaki observa que los marineros japoneses desarrollaban beriberi (o neuritis endémica, una enfermedad causante de problemas cardíacos y parálisis) pero los marineros británicos no lo desarrollaban. Agregando leche y carne a la dieta japonesa previno la enfermedad.

1896: Baumann observa yodo en la glándula tiroides.
1897: Christiaan Eijkman trabaja con nativos de Java que sufrían de beriberi. Eijkman observó que gallinas alimentadas con la dieta nativa de arroz blanco desarrollaron síntomas de beriberi y solo permanecieron saludables aquellas que fueron alimentadas con arroz marrón no procesado (con la fibra exterior intacta). Eijkman curó a los nativos al alimentarlos con arroz marrón, descubriendo que el alimento puede curar la enfermedad. Más de dos décadas después, nutricionistas aprendieron que la fibra exterior del arroz contiene vitamina B1, también conocida como tiamina.

Desde 1900 hasta 1941

Comienzos de 1900: Carl Von Voit y Max Rubner miden el gasto energético calórico en diferentes especies de animales, aplicando los principios de la física en la nutrición.

1906: Wilcock and Hopkins muestran que el aminoácido triptófano es necesario para la supervivencia del ratón. Gowland Hopkins reconoce factores accesorios de los alimentos diferentes en las calorías, proteínas y minerales, como materiales orgánicos y esenciales para la salud, los cuales el organismo no puede sintetizar.
1907: Stephen M. Babcock y Edwin B. Hart llevan a cabo el experimento del cereal único. Este experimento se realizó durante 1911.
1912: Casimir Funk acuña el término «vitamina» a partir de la palabra "vital" (porque estas sustancias desconocidas prevenían el escorbuto, beriberi y la pelagra) y del sufijo "amino", pensando que eran derivadas del amonio.
1913: Elmer McCollum descubre las primeras vitaminas, la vitamina liposoluble A y la vitamina hidrosoluble B (en 1915; en la actualidad se sabe que es un complejo de varias vitaminas e hidrosolubles); la sustancia desconocida que prevenía el escorbuto fue llamada vitamina C. Lafayette Mendel y Thomas Osborneen también realizaron trabajos pioneros sobre las vitaminas A y B.
1919: Sir Edward Mellan identifica incorrectamente el raquitismo como una deficiencia de vitamina A, porque logra curarla en perros con aceite de hígado de bacalao.

1922: McCollum destruye la vitamina A en el aceite de hígado de bacalao. Sin embargo descubre que este aun así curaba el raquitismo, llevando al descubrimiento de la vitamina D.
1922: H. M. Evans y L. S. Bishop descubren la vitamina E como un factor esencial para el embarazo de la rata, llamándolo factor alimentario X, hasta 1925.
1925: Hart descubre qué cantidades traza de cobre son necesarias para la absorción de hierro.
1927: Adolf Otto Reinhold Windaus sintetizó vitamina D, por lo cual ganó el premio Nobel en química en 1928.
1928: Albert Szent-Györgyi aisló ácido ascórbico, y en 1932 probó que este era vitamina C, previniendo el escorbuto. En 1935 lo sintetizó y en 1937 ganó el premio Nobel gracias a sus esfuerzos. Al mismo tiempo Szent-Gyorgyi dilucidó el ciclo del ácido cítrico.

1930: William Cumming Rose identificó los aminoácidos esenciales, componentes necesarios de las proteínas, los cuales no pueden ser sintetizados por el organismo.
1935: Underwood y Marston descubrieron independientemente la necesidad de consumir cobalto.
1936: Eugene Floyd Dubois mostró que el desempeño en el trabajo y la escuela están relacionados con la ingesta calórica.
1938: La estructura química de la vitamina E es descubierta por Erhard Fernholz y es sintetizada por Paul Karrer.

1940: Elsie Widdowson y otros redactaron el racionamiento de acuerdo a principios nutricionales en el Reino Unido.
1941: Las primeras raciones dietéticas recomendadas (Recommended Dietary Allowances) fueron establecidas por el Consejo Nacional de Investigación.

1990 en adelante

1992: El Departamento de Agricultura de Estados Unidos introduce la pirámide alimentaria.
2002: estudios muestran la relación entre la nutrición y el comportamiento violento.
2011: Se divide a la nutrición heterótrofa en 4 tipos: holotrofa, simbiótica, saprófaga y parásita. Dentro del concepto de nutrición holotrofa se distinguen 3 tipos: carnívoros, herbívoros (o fitófagos) y omnívoros.



Fiebre y Fiebre de Origen Desconocido vista Microbiologica


Fiebre y Fiebre de Origen Desconocido

Debe tenerse en cuenta que la temperatura, como otras constantes biológicas, presenta oscilaciones en los diferentes momentos del día, siendo máxima hacia la tarde, donde puede ascender hasta casi un grado por encima de otros momentos del día. Debe diferenciarse la fiebre de la hipertermia, en la que la temperatura aumenta por encima del nivel regulador del hipotálamo, de modo que la producción de calor excede la capacidad de eliminación de este.

Fisiopatología de la fiebre.
La acción de determinadas sustancias denominadas pirógenos (virus, bacterias, endotoxinas, inmunocomplejos o linfoquinas) produce la liberación de los denominados pirógenos endógenos, que son proteínas producidas por los polimorfonucleares, monocitos y células del sistema mononuclear fagocítico. Entre los principales pirógenos endógenos se encuentra la endotoxina, presente en la membrana de las bacterias gramnegativas; la IL-1, el factor de necrosis tumoral (TNF-alfa y TNF-beta), el interferón alfa y la IL-6 son las fundamentales citoquinas pirógenas. Los pirógenos endógenos producen activación del centro termorregulador hipotalámico por medio de sustancias tales como el AMP-cíclico, las prostaglandinas o la serotonina.

Fiebre de origen desconocido.
La fiebre de origen desconocido (FOD) fue definida en los años 60 como aquella enfermedad con fiebre de más de 38,3ºC en varias ocasiones, con una duración mayor a 3 semanas y cuyo diagnóstico no ha sido posible después de una semana de estudio hospitalario.
Sin embargo, los cambios en el aspecto etiológico, diagnóstico y las nuevas peculiaridades de algunos grupos de enfermos han permitido establecer en los últimos años una nueva clasificación. Ésta incluye:
1)     FOD clásica: se corresponde con la definición, pero establece como criterio la ausencia de diagnóstico tras 3 días de estudio hospitalario o 3 visitas en consultas externas.
2)     FOD nosocomial: acontece en un paciente hospitalizado que no presentaba infección o incubación de la misma al ingreso. También considera 3 días necesarios para establecer el diagnóstico como tal. Las infecciones asociadas a catéter y la colitis por C. difficile son entidades a considerar en este grupo.
3)     FOD asociada a neutropenia: el paciente debe presentar menos de 500 neutrófilos y no conocerse la etiología tras 3 días de estudio. Las infecciones por Candida y Aspergillus son frecuentes en este grupo.
4)     FOD asociada al VIH: la duración de la fiebre debe prolongarse más de 4 semanas en el paciente ambulatorio. Las causas más frecuentes en este grupo son las infecciones por micobacterias, especialmente la tuberculosis, la leishmaniasis y las neoplasias.

ETIOLOGÍA.
1) Infecciones. Ha sido la causa habitual de la fiebre de origen desconocido hasta la actualidad, cuando empieza a igualarse su frecuencia a la de las neoplasias. Entre las enfermedades que pueden cursar como fiebre de origen desconocido en este grupo se encuentran la tuberculosis, que es la causa infecciosa de FOD más frecuente en el anciano, fiebre tifoidea, brucelosis (estas tres enfermedades siempre hay que tenerlas muy presentes en España), endocarditis bacteriana, supuración de la vía biliar, hígado o riñón, abscesos intraabdominales, leishmaniasis.
2) Neoplasias. En la mayoría de las series son la segunda causa de FOD, aunque constituyen un grupo importante en la población anciana. La causa más frecuente son los tumores hematológicos (leucemia y linfoma). Dentro de los tumores sólidos el más frecuente es el cáncer de colon. Otras serían el hipernefroma, hepatocarcinoma, tumores gastrointestinales, carcinoma de ovario diseminado o mixoma auricular.
3) Conectivopatías y vasculitis. La mayoría de las series las sitúan en tercera posición como causa de FOD. Entre ellas destacan la arteritis de células gigantes, causa más frecuente de FOD en anciano y la enfermedad de Still del adulto, que debe sospecharse en pacientes jóvenes.
4) Miscelánea. Otras causas de FOD son la fiebre por medicamentos, tromboembolismo pulmonar de repetición, enfermedad inflamatoria intestinal (aun en ausencia de síntomas digestivos en ocasiones), fiebre facticia, hepatitis granulomatosa idiopática y otras descritas más recientemente como la hiperinmunoglobulinemia D y la enfermedad de Kikuchi.

DIAGNÓSTICO DE LA FIEBRE DE ORIGEN DESCONOCIDO.
En principio deben excluirse causas comunes de fiebre, como infecciones respiratorias, urinarias, gastrointestinales, heridas o flebitis.
Debe también tenerse en cuenta que en la mayoría de los casos de fiebre de origen desconocido se trata de enfermedades comunes, pero con presentaciones atípicas.
El diagnóstico debe basarse en una buena historia clínica, con anamnesis sobre exposición a enfermos infecciosos, animales, uso de medicamentos, viajes, medio de trabajo.
Se realiza exploración física completa, fijándonos en la posible existencia de estigmas cutáneos de endocarditis bacteriana, adenopatías o hepatomegalia (casos en que hubiera que realizar biopsia), masas abdominales, soplos cardíacos (endocarditis).
Como pruebas complementarias, además de las analíticas convencionales, deben tomarse cultivos, incluyendo hemocultivos. Los hemocultivos pueden ser la clave en el diagnóstico de la fiebre de origen desconocido y deben tomarse, si es posible, en ausencia de tratamiento antibiótico previo.
Otros métodos de estudio serían la serología para enfermedades infecciosas, prueba de tuberculina, pruebas inmunológicas y técnicas de imagen como la ecografía, radiografías o TC.
Si sigue sin diagnosticarse después de estos pasos previos, se aconseja la realización de biopsias, siendo preferible aquel órgano que parezca más afecto, para su localización puede ser útil la realización de una gammagrafía de leucocitos marcados con 111In . En ausencia de focalidad infecciosa las biopsias más rentables son la hepática y de médula ósea. Causas de granulomatosis hepática son infección por Mycobacterium tuberculosis (la más frecuente), Brucella, Coxiella, Salmonella, Listeria, Rickettsias, Bartonella, Yersinia, Treponema pallidum, Chlamydia, Nocardia, Toxoplasma, hongos,Fasciola y Leishmania entre otros.
Debe tenerse en cuenta que, como la mayoría de las fiebres de origen desconocido son de causa infecciosa, además del estudio anatomopatológico de la muestra de biopsia, debe realizarse estudio microbiológico de la misma. Como regla general, cuanto más tiempo pase sin obtenerse un diagnóstico, menos probable es un origen infeccioso.

Perfil del Egresado de la Carrera de Médico Cirujano. Escuela José María Vargas UCV

21/2/17

Médico Cirujano 

Escuela José María Vargas UCV

  Perfil Profesional del Egresado

Considera 22 competencias de Médico egresado de la Facultad de Medicina para las funciones de promoción y prevención (4), administración (6), diagnóstico de salud (3), restitución y rehabilitación (4) e investigación (5)

Características de la Carrera

Facultad
Medicina
Escuela
José María Vargas
Título que se otorga
Médico Cirujano
Fecha de creación de la Carrera 17 de noviembre de 1960
Fecha de graduación de la 1ra. Cohorte
Duración de la Carrera
Seis (6) años y 8 semanas.
Modalidad de Estudio
Presencial
Unidades Crédito a Cursar
241 U.C.
Primero: 32 créditos;  Segundo: 32 créditos;Tercero: 35 créditos;  Cuarto: 45 créditos Quinto: 52 créditos;  Sexto: 45 créditos 
Máximo de U.C. por período lectivo
Primero: 40 créditos;  Segundo: 40 créditos; Tercero: 44 créditos;  Cuarto: 56 créditos Quinto: 65 créditos;  Sexto: 45 créditos
Turno
Diurno
Requisito de Grado
Completar la totalidad de Unidades Crédito.
Servicio Comunitario.
Plan de Estudios

 

Breve Reseña Histórica de la Escuela


La Facultad de Medicina se crea el 25 de Junio de 1827, al ser trasladada la Facultad a la ciudad universitaria, un grupo de destacados profesionales de Medicina mantuvieron la actividad docente en el Hospital Vargas. El 17 de Noviembre de 1960 fue el punto de partida de la Escuela por corresponder a la primera lección formal de Anatomía Normal Humana al primer grupo de estudiantes. El CNU aprobó el 24 de noviembre de 1965 la creación de la Escuela de Medicina “José María Vargas”