Medios de Contraste

20/1/10



Aunque los huesos aparecen claramente en las imágenes de rayos-X, algunos órganos o tejidos no. Los agentes de contraste, también conocidos como medios de contraste, a menudo se utilizan durante los exámenes médicos de estudios de imagen para resaltar partes específicas del cuerpo y hacerlas más fáciles de ver. Los medios de contraste pueden utilizarse con muchos tipos de exámenes de imagen, incluyendo rayos- X, tomografía axial computerizada y resonancia magnética nuclear.

Los medios de contraste se administran de diferentes formas. Algunos son administrados como una bebida, otros son inyectados o administrados a través de una vía intravenosa o un enema. Después del examen, algunos medios de contraste son absorbido por el cuerpo sin causar daños; otros son excretados en la orina o en las heces. Los medios de contraste no son tintes; no manchan de forma permanente los órganos internos. Estos cambian temporalmente la forma en que los rayos-X u otras herraamientas de estudios de imagen interactúan con su cuerpo.

Si el examen que su médico solicitó para usted requiere un medio de contraste, un tecnólogo radiológico le explicará como se utiliza antes de empezar el examen. Los tecnólogos radiológicos son profesionales especializados de la salud que tienen una educación especializada en el uso seguro de medios de contraste así como también en protección radiológica, posicionamiento radiográfico y procedimientos. El tecnólogo le responderá cualquier pregunta que tenga sobre el examen o el medio de contraste.

Algunos medios de contraste llevan un pequeño riesgo de reacción alérgica, así que es importante comunicarle al tecnólogo radiológico, quien realizará su examen, si usted tiene algún tipo de alergia. También, si usted siente cualquier síntoma inusual o de malestar durante el examen, asegúrese de comunicárselo al tecnólogo; es su trabajo hacerle sentir tan cómodo como sea posible mientras se obtiene la mejor imagen posible.

Uno de los medios de contraste más utilizados normalmente es el sulfato de bario. El bario bloquea el paso de los rayos-X, de forma que los órganos llenos con bario salen mejor en los exámenes de rayos-X. Para un examen del esófago o del estómago, se pide a los pacientes que beban una mezcla de sulfato de bario y agua, al que se le ha añadido algunas veces esencia de vainilla o de fruta. Esta mezcla normalmente es espesa y blanca.

Para un examen del recto o el color, se administra bario por vía rectal a través de un enema. Después de haber terminado el examen, usted puede ir al baño y expulsar el bario. Es una buena idea aumentar su ingestacion de líquidos después del examen para ayudar a eliminar el medio de contraste de su cuerpo. Sus deposiciones o heces pueden ser blancas durante unos cuantos días.

Los medios de contraste que contienen yodo se utilizan para obtener imágenes de la vesícula biliar, el tracto urinario, los vasos sanguíneos, el bazo, el hígado y las vías biliares. Los medios de
contraste con yodo son líquidos transparentes y normalmente son inyectados. Los pacientes que son alérgicos al yodo no deben recibir este tipo de medio de contraste. Asegúrese de
comunicar al tecnólogo los medicamentos que está tomando y sus condiciones médicas actuales antes de comenzar el examen. Algunas condiciones y medicamentos pueden hacer el uso de los medios de contraste con yodo más riesgoso.

Usted puede que sienta los efectos secundarios asociados con el uso de los medios de contraste que contienen yodo. Estos incluyen un sentimiento de calor o sofoco, un saber metálico en la
boca, mareos, náuseas, picor y ronchas. Normalmente, estos síntomas son leves y desaparecen rápidamente. Sin embargo, es una buena idea comunicarle al tecnólogo radiológico si usted experimenta cualquiera de ellos. En casos extremadamente raros, estos efectos secundarios pueden ser graves. El tecnólogo le monitorizará atentamente por la aparición de signos de efectos secundarios.