Conozca las terapias más 'locas' de la historia de la psiquiatría

21/4/14

      El primer hospital psiquiátrico del mundo fue construido en Valencia, España, en el siglo XV. Antes de que se desarrollaran fármacos eficaces, las técnicas para tratar las enfermedades mentales eran tan horrorosas como inefectivas.

La trepanación. Esta operación tiene sus orígenes en la época del Neolítico, pero incluso en nuestros días hay personas que desean hacerse un orificio en el cráneo para 'liberar el estrés' y alcanzar un 'nivel de conciencia' superior.

La hidroterapia. A principios del siglo XX los psiquiatras empezaron a utilizar activamente el método de la hidroterapia, que consiste en mantener al paciente en una bañera con agua caliente durante 72 horas o en envolverlo con toallas empapadas con agua helada.


La terapia del coma insulínico. El médico Manfred Sakel inyectaba insulina a los enfermos mentales para que entraran en coma. Solo un pequeño porcentaje de sus pacientes despertó del coma.


Tratamiento de aversión homosexual. Hasta el año 1990 la homosexualidad fue considerada una enfermedad mental que requería tratamiento. Los médicos trataban de asociar imágenes de naturaleza homosexual al dolor y las náuseas.
El electrochoque. A pesar de que esta técnica es muy parecida a la ejecución en la silla eléctrica, la terapia electroconvulsiva sigue utilizándose con notable éxito.


La lobotomía como cura para la depresión fue aplicada a seres humanos, desde 1935, por el nobel portugués de medicina Egas Moniz. Poco tiempo después otro científico mejoró el proceso de la operación quirúrgica al proponer introducir un objeto en el cráneo a martillazos.


Extirpación de órganos. A principios del siglo XX un medico estadounidense, Henry Aloysius Cotton, teorizó que el origen de las enfermedades mentales se podía encontrar en la infección de algún órgano que era necesario extirpar. El doctor empezaba por los dientes, luego seguía con las amígdalas, el colon, y otros órganos que él consideraba infectados. Una tercera parte de sus pacientes murieron a causa de este tratamiento.


La terapia rotacional. Un antepasado de Charles Darwin propuso un tratamiento barato para todas las enfermedades mentales: atar al paciente a una silla giratoria y darle vueltas hasta que vomitara. El médico estadounidense Benjamin Rush aplicó esta terapia centrifugadora.

0 comentarios: