Adios al Heroe de la Salud - Jacinto Convit

13/5/14

    El médico y científico venezolano, Jacinto Convit, falleció la mañana de este lunes a los 100 años de edad. Así lo informó la Fundación Convit a través de un comunicado.

     Con alrededor de 45 condecoraciones otorgadas por varias universidades venezolanas e internacionales, Jacinto Convit García, médico y científico venezolano, es reconocido por la vacuna contra la Lepra y la Leishmaniasis, entre otros trabajos científicos, a los que se agrega una investigación para curar el cáncer.
    Ingresó a la escuela de Medicina de la Universidad Central de Venezuela, donde obtuvo el título de Doctor en Ciencias Médicas (1938), sin embargo, fue en el año 1937 que su vida cambió al visitar la vieja casona de Cabo Blanco, la cual alojaba pacientes afectados por la lepra quienes eran encadenados y custodiados por la policía, acto que definió el propósito de Convit a encontrar la cura para esta enfermedad, vacuna que le valió una nominación al Premio Nobel de Medicina.
     Convit dirigió El Instituo de Biomedicina (IB) donde se desarrolla un estudio para la autovacuna contra el cáncer, procedimiento basado en exploraciones con inmunoterapia. Este instituto está también a la vanguardia en investigaciones de dermatología, Lepra, Leishmaniasis, Oncocercosis, Tuberculosis, Parasitosis Intestinales, Diarreas infantiles, Micosis y otras afecciones.
      Este ilustre venezolano es objeto de numerosos reconocimientos en Venezuela y el mundo a lo largo de su carrera científica, entre ellos el premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica, la Legión de Honor del Gobierno francés -, convirtiéndose así en una de las primeras personas extranjeras en recibir este reconocimiento-, además, es director del Centro Colaborador para Referencia e Investigación en Identificación Histológica y Clasificación de la Lepra de la Organización Mundial de la Salud desde 1971.
    Se nos fué un grande de la medicina latinoamericana y mundial (idolo personal de este sevidor), y sobretodo orgullo venezolano, QEPD Dr Convit.

5 claves para entender la importancia del legado del maestro Jacinto Convit, fallecido este lunes.

1. DESCUBRIMIENTO UNIVERSAL: Su constancia y desvelos científicos cristalizaron al cabo de numerosos experimentos y terca dedicación, al dar con una vacuna de doble cometido: previene y cura la lepra. Su descubrimiento ha sido probado en una población de 70 mil personas. Su obra de sabio fue reconocida al ser distinguido con el Premio Príncipe de Asturias en mención científica y técnica, en 1987, además de otros importantes reconocimientos.

2. VISIÓN: Convit es el artífice de la creación de 23 unidades sanitarias en el país, a finales de la década de los 40, una época en la cual ni siquiera se pensaba en la descentralización de los sistemas de salud. Entre sus logros está la creación de un Instituto de Investigaciones Científicas. Se crearon 21 laboratorios para solucionar los problemas del país en materia de salud pública, entre ellos, el Instituto de Biomedicina de Caracas, antiguamente llamado Instituto de Dermatología.

3. CONSTANCIA Y EVOLUCIÓN: El trabajo en el desarrollo de una vacuna para la prevención y cura de la lepra, sirvió de base para la inmunoterapia de la leishmaniasis. Estas investigaciones llevaron a que en 1988, el Gobierno de Venezuela hiciera las gestiones para llevar su nominación al Premio Nobel de Medicina.

4. OBRA PROLÍFICA: A lo largo de su vida profesional publicó más de 345 trabajos científicos, entre otros artículos, de los cuales su más reciente fue publicado en el 2013 a la edad de 100 años.

5. SERVICIO Y HUMILDAD: Hasta el final de sus días, se mantuvo una excepcional capacidad de sentir el sufrimiento de los otros. Fue un hombre dedicado a la salud pública, especialmente a los más vulnerables. La trayectoria del Dr. Convit transcurrió activamente por más de setenta y cinco años donde Se esforzó para que los frutos de sus investigaciones aliviaran las vidas difíciles de las poblaciones afectadas por las enfermedades que entonces tenían poco o ningún tratamiento.

0 comentarios: