Psicopatología del Pensamiento III

30/6/14

Psicopatología del Pensamiento III

PSICOPATOLOGIA DEL PENSAMIENTO
Pensar significa mantenerse abierto a cuestiones, a información, comprender, hacer presente, entender significaciones, conectar entre sí y dotar de sentido; tambien supone explicación de causas y reflexión preparatoria de actividades, adoptar decisiones, establecer juicios, en definitiva, ordenar hechos materiales e inmateriales relativos a nosotros mismos y nuestro mundo

El pensamiento atraviesa por distintos estadios del desarrollo, desde un pensamiento menos estructurado, más determinado por estados de ánimo y en muchas ocasiones caracterizados por formas de pensamiento plástico-concretos, hasta un pensamiento más abstracto y conceptual.
Los determinantes psicológicos más importantes del pensamiento son: la vigilancia, la claridad de conciencia, la inteligencia, la memoria y la afectividad. El pensamiento necesita de un funcionamiento intacto de todo el cerebro.
Los trastornos psicopatológicos del pensamiento han de ser estudiados a través del lenguaje, vehículo habitual de transmisión entre las personas. De ahí que los trastornos del pensamiento y lenguaje vayan íntimamente relacionados. Sin embargo, con fines expositivos hemos diferenciado en lo posible los trastornos de cada una de estas funciones.
En todo pensamiento hay un contenido, un tema, además de un curso o discurrir. Estos son los 3 aspectos fundamentales del pensamiento. Lo que mas interesa desde el punto de vista de las patologías es el contenido y el curso. El pensamiento va evolucionando con el desarrollo del ser, desde el pensamiento primitivo o mágico de los niños, al pensamiento lógico. El factor mas importante que propulsa la evolución es la inteligencia.
Pensamiento mágico: es patrimonio de los niños y de los seres humanos primitivos. El hombre en su evolución va apartándose del pensamiento mágico, pero no lo aparta del todo. Es aquel que atribuye a los objetos cualidades extrañas y poderes mágicos ligados a alguna vivencia. Aquí se enraízan las supersticiones, se crean amuletos y talismanes... Al madurar, este pensamiento pasa a un segundo plano, pero volvemos a el cuándo aparece alguna situación de riesgo o peligro. Normalmente pertenece a seres que han tenido una escasa evolución.
Pensamiento lógico: es el resultado de las distintas formas de razonamiento, es el pensamiento que todo ser humano tiene cuando ha adquirido la madurez psíquica.
Puesto que el pensamiento tiene un curso y un contenido, los trastornos están referidos a alteraciones en estos dos aspectos.

Trastornos en el curso
Ø  Curso acelerado: el transcurrir del pensamiento es más rápido de lo normal, es la consecuencia de la aceleración del ritmo asociativo.
Se produce en casos en que hay un aumento de la actividad psíquica y hay excitación psíquica (taquipsia). Lo valoraremos porque la expresión del pensamiento se produce con un lenguaje acelerado (verborrea), se habla mucho y muy deprisa. Hay que distinguir de la alogorrea, que es hablar mucho pero no deprisa.
Cuando es un grado mas extremo, aparece la fuga de ideas o pensamiento ideo fugaz: el paciente pasa de un tema a otro rápidamente, pero siempre con un nexo de unión, a diferencia del pensamiento saltón, que no tiene relación. Puede ser una fuga de ideas hablada, si el paciente habla mucho y muy deprisa expresando este pensamiento. Tambien existe otra fuga de ideas cuya manifestación es puramente subjetiva, y el paciente no lo expresa, esta se dice que es pensada.
Ø  Curso lentificado: es opuesta al anterior, el pensamiento esta retardado, es consecuencia del retardo del ritmo asociativo. Se observa en casos donde aparezca una hipoactividad psíquica (bradipsiquia). El pensamiento es lento y el paciente se expresara lentamente.
Ø  Prolijidad o minuciosidad del pensamiento: es la dificultad para establecer los limites precisos de lo fundamental y de lo que es superfluo, de los detalles sin importancia. Incapacidad del paciente para extraer de los contenidos mentales aquel material que es esencial e indispensable para llegar a una conclusión. El proceso mental se diluye en infinidad de detalles carentes de importancia que impiden llegar a una conclusión, al objetivo final del pensamiento.
Ø  Interceptación o robo del pensamiento: interrupción brusca del pensamiento en cualquiera de sus tramos, de forma que produce la ausencia de ideas en la conciencia del individuo de duración variable, para luego reanudarse, bien con la idea interrumpida o bien con una nueva idea.
Ø  Rigidez del pensamiento: es un trastorno motivado por la persistencia brusca de una idea a la que el paciente da una preferencia patológica, así el pensamiento es incapaz de salir de esa idea. Puede llegar a condicionar la conducta del paciente.
Ø  Estereotipia: repetición continuada de palabras o frases que se intercalan en cualquier tramo del curso del pensamiento, estas palabras no tienen relación, no interfieren ni desvían el pensamiento, ya que no tienen nada q ver con el. Son como las muletillas que utilizamos.
Ø  Disgregación: es un trastorno grave. Se produce cuando la idea directriz del pensamiento es incapaz de mantener y condicionar la progresión del pensamiento, de tal manera que ese pensamiento pierde la finalidad lógica. Así el pensamiento es comprensiblemente fragmentariamente, pero tomado en su totalidad es ilógico e incomprensible.
Ø  Verbigeración del pensamiento:  Repetición de las mismas palabras o frases en períodos de tiempo más o menos prolongados. No participa del pensamiento, sin sentido ni lógica: en caso de trastornos graves de la corteza de los dementes y confusos.


Alteraciones del contenido
Ø  Pensamiento incoherente: es aquel que está formado por constelaciones ideativas. Es la consecuencia de una incoherencia en la asociación ideativa. A diferencia del pensamiento disgregado es totalmente incomprensible, y es imposible mantener una conversación con el paciente, debe suspenderse inmediatamente la entrevista, porque produce gran enfado y ansiedad. Se da en esquizofrenias. Para el paciente si tiene lógica.
Ø  Pensamiento obsesivo: esta formado por obsesiones variadas. La capacidad de juicio no esta desviada, el paciente reconoce, o erróneo de su pensamiento, pero no puede sobreponerse a esa imposición del contenido obsesivo del pensamiento, q tanto le angustia.
Pensamiento delirante: el contenido patológico son las ideas delirantes. Es un trastorno q se produce x la consecuencia inmediata de la desviación de juicio, es producto de un juicio incapacitado para los errores, x lo q el paciente los acepta como reales. 

0 comentarios: