Nuevas hipótesis sobre la muerte de José Gregorio Hernández

26/10/14

El 19 de junio de 1919, justo el día del aniversario de su graduación de médico, José Gregorio estaba en su consulta privada, en la sala de la casa que compartía con una de sus hermanas en La Pastora, cuando lo llamaron para que fuera a ver a una anciana de escasos recursos de Amadores a Cardones.
Por Andreína García Reina


       Dicen que al salir, fue a la Botica de la cuadra para comprar las medicinas que necesitaba la vieja mujer. La historia señala que Hernández salió de la botica con premura y cuando iba a cruzar la calle fue arrollado.
      El conductor, Fernando Bustamante, muy amigo suyo y su próximo compadre, iba a sobrepasar al tranvía que estaba parado frente a la botica y no pudo frenar cuando vio que una persona salía intempestivamente de detrás del tranvía. El carro, uno de los 600 que había en la Caracas de la época, hizo volar el cuerpo de Hernández que impactó contra la acera. El resultado fue una fractura de cráneo.
Este es el croquis del acta del accidente en el que murió José Gregorio Hernández
      Los vecinos relatan que Bustamante, al percatarse de que era su amigo José Gregorio el que estaba en el suelo, lo subió al carro, que no era suyo, y lo llevó de inmediato al Hospital Vargas, pero allí no había médico de guardia. Para cuando llegaron los médicos, ya era muy tarde. José Gregorio estaba muerto.
     La doctora María Isabel Giacopini, profesora de la Universidad Central de Venezuela, defensora del legado médico de Hernández e investigadora sobre su vida, tiene una hipótesis diferente sobre los acontecimientos que desencadenaron su muerte. Según cuentan los vecinos, entre ellos el señor Gustavo Salazar, Hernández iba apresurado a atender a un niño que se cayó de un árbol y estaba herido. Por eso había salido con tanta premura y distraído de la botica.
      En la Caracas de los techos rojos no había el tráfico de hoy. Apenas pasaba el tranvía y algunos carruajes halados por mulas. No era usual que pasaran carros por el casco de La Pastora, explica la doctora. “Por eso José Gregorio salió de la botica sin ver”, añade.
Esta es una infografía que publicó el diario El Universal sobre la muerte del venerable.
Infografía publicada por el diario El Universal

0 comentarios: