Ablactación - #Pediatria

29/11/14



Ablactación
Ma.del Rosario González Mora

DEFINICIÓN
     Ablactación es la introducción de alimentos diferentes a la leche materna en la alimentación del lactante. En el niño sano por lo general se inicia entre el cuarto y sexto mes de vida, y en los pequeños que presentan riesgo para desarrollar alergia en edades posteriores.

INTRODUCCIÓN
    El desarrollo de las enzimas responsables de la degradación y absorción de los diferentes nutrientes se lleva a cabo de forma gradual. Siendo así que entre el cuarto y sexto mes, el niño tiene capacidad para la adecuada digestión de los almidones y lípidos; aunque las proteínas se hidrolizan desde el nacimiento, es aproximadamente hasta los 6 meses que la pared intestinal del niño deja de ser permeable en exceso, al paso de proteínas completas con bajo peso molecular que pre-disponen de manera potencial a la aparición de alergias alimentarias.

DESARROLLO NEUROMUSCULAR
    Durante la maduración neuromuscular el niño adquiere habilidades y destrezas que lo preparan para la introducción de nuevos alimentos; por ello, para que la ablactación se lleve a cabo con éxito es importante considerar los siguientes puntos:
  • A partir de los 4 meses el niño puede sostener la cabeza, y se mantiene sentado a partir de los 6 meses.
  •  El reflejo de extrusión que impulsa a sacar los alimentos semisólidos de la boca, desaparece a los cuatro meses.
  • A los 5 meses de vida el niño es capaz de expresar su deseo de alimento abriendo la boca, y cuando está satisfecho se impulsa hacia atrás, volteando su cabeza a un lado.
  •  Antes de los 4 meses los alimentos sólidos pueden inhibir la absorción de hierro y otros nutrimentos de la leche materna. La ablactación puede iniciarse cuando la madurez digestiva y el desarrollo neuromuscular sean adecuados para tal efecto, lo que en términos generales sucede entre el cuarto y sexto mes de vida, pero considerando siempre la condición particular de cada niño (alergias, enfermedad metabólica, entre otros).


La ablactación es el proceso por el cual se cambia una forma de alimentación por otra, este involucra ajustes nutricionales, microbiológicos, inmunológicos y psicológicos. No significa el cese de la lactancia materna, que sigue siendo importante no sólo por el aporte de nutrientes sino por los efectos digestivos, la reducción de incidencia de enfermedades infecciosas y las ventajas en el desarrollo que presenta para los niños. Se trata de la incorporación de alimentos sólidos mientras se continúa amamantando.
La Organización Mundial de Salud recomienda que todo lactante debe ser alimentado exclusivamente al pecho materno durante los primeros seis meses de edad, y posteriormente recibir alimentos complementarios mientras continúa la alimentación al pecho materno, hasta los dos años de edad.
La incorporación de otros alimentos a partir de los seis meses es necesaria entre otros motivos, porque a esta edad aumentan las necesidades de hierro de los niños y es un período crítico donde el bebé necesita aprender a masticar alimentos para continuar con el desarrollo de su mandíbula. Es importante seguir esta recomendación de la OMS ya que estudios demuestran que darle al  niño  sólidos antes de la edad recomendadada (6 meses) está asociado con el aumento del índice de masa corporal, del porcentaje de grasa y una mayor incidencia de enfermedades respiratorias.

Reglas básicas para la ablactación
1. Introducir un solo alimento a la vez. Ofrecerlo durante dos o tres días para comprobar su tolerancia
2. No mezclar los alimentos
3. No forzar su aceptación ni la cantidad de alimento
4. En general, primero ofrecer la leche humana y luego el alimento semisólido.
6. Promover el consumo de alimentos naturales, sin conservantes, saborizantes, colorantes, etc.
7. Preparar los alimentos sin agregar sal, azúcar u otros condimentos
10. La alimentación debe prepararse ajustarse a la práctica y al menú familiar, así como favorecer la socialización y el aprendizaje del niño
13. Cuando se ofrezcan caldos o sopas, hay que proporcionar el alimento y no solo el líquido
14. De preferencia el alimento debe estar a temperatura ambiente

OBJETIVOS DE LA ABLACTACIÓN
  • Proporcionar una dieta adecuada que cubra los requerimientos nutricionales del niño, para un crecimiento y desarrollo óptimos.
  • Desarrollar buenos hábitos que en un futuro prevengan obesidad, dentición deficiente u otros problemas de salud.
  • Suministrar una dieta equilibrada y completa que evite deficiencias de nutrientes específicos.

REQUERIMIENTOS DE HIERRO
    Los recién nacidos a término alimentados al pecho materno necesitan1 mg/kg/día de hierro elemental a partir del cuarto a sexto mes de vida (ofrecido en 2 raciones de 1/2 onza de cereal fortificado con hierro por día).
    Los neonatos pre término o con bajo peso al nacer necesitan 2 a4 mg/kg/día de hierro elemental desde el primer mes de vida hasta los 12 meses de edad (ofrecido como suplemento de hierro en gotas).

ESQUEMA PARA INICIAR LA ABLACTACIÓN EN EL NIÑO SANO
De 4 a 6 meses: Cereales: reforzados con hierro (avena, arroz, maíz y papa).
Frutas: colados o jugo (pera, mango, manzana, plátano).Verduras: colados (chicharos,calabaza,ejotes,zanahoria,chayote,coliflor,acelgas,espinacas,betabel,brócoli).

De 7 a 9 meses: Cereales mixtos.
 Frutas: colados o jugos (pera, mango, manzana, plátano, papaya).Verduras: colados (chicharos,calabaza,ejotes,zanahoria,chayote,coliflor,acelgas,espinacas,betabel y brócoli). Leguminosas: garbanzo, lentejas, habas, frijol y soya. Sopas: pastas, espagueti, cremas de verduras. Derivados lácteos: queso parmesano, yogurt. Carnes: pollo, pavo, ternera. Al iniciar la dentición se deben ofrecer galletas especiales para bebé.

De 9 a 12 meses: Variedad de menús que incluyan alimentos de todos los grupos de nutrientes. Pueden iniciarse alimentos picados cuando existan de 8 a 10 dientes. Huevo: Se puede indicar en bebés sin factores de riesgo sólo yema. De preferencia espere al año de edad para proporcionarlo.

12 meses en adelante: Incluido todo lo anterior, se puede ofrecer el huevo completo. Cítricos: si no hay contraindicación médica. Tomando en cuenta la madurez física y neurológica del niño, ir integrándolo gradualmente a la dieta familiar.

RECOMENDACIONES
1.      La leche materna cubre las necesidades energéticas del niño hasta un máximo de seis meses, la incorporación de alimentos diferentes a la leche materna se debe hacer de forma gradual y progresiva que incluya distintos sabores y texturas.
2.      La ablactación es un proceso gradual, iniciando con “probaditas”, media cucharadita aumentando poco a poco e incluyendo un alimento nuevo cada cinco a siete días o cuando el niño haya aceptado el anterior.
3.      Las frutas deben ser maduras y sin cocer, en papilla y sin adicionar sal o azúcar. Las verduras deben ser cocidas evitando sal, colorantes e irritantes. Deben considerarse los alimentos consumidos en el hogar, la facilidad de disposición y las condiciones ambientales para prepararlos.
4.      Proporcione los alimentos sólidos con cuchara y no en biberón. No mezcle cereales u otros alimentos sólidos con líquidos que se suministran en biberón.
5.      Una vez iniciada la ablactación se debe recordar que la leche materna sigue siendo el alimento principal, recomendado por AAPhasta el año de edad y por la OMS hasta los dos años de edad.

RIESGO DE ALERGIA
Padre
1. Los alimentos que no deben consumirse durante el primer año de vida por ser alergénicos son: piña, naranja, mandarina, durazno, pescado, nuez y fresas.
2. En aquellos bebés que se encuentran en riesgo de presentar alergia, la introducción de alimentos sólidos debe iniciarse hasta los 6meses de edad .La Academia Americana de Pediatría recomienda que en los niños con riesgo de presentar alergia (madre, padre o hermano con alergia comprobada),la introducción del huevo a la alimentación, sea hasta los 24 meses de edad, y la del pescado a los36.Estos pequeños deben recibir leche materna o hidrolizados de proteínas durante los primeros 12 meses de vida, y la leche de vaca puede suministrarse después de esa edad

0 comentarios: