10+ errores que hacen que el condón no sea seguro

23/2/15



    El preservativo o condón es uno de los métodos más seguros para prevenir el contagio de enfermedades sexuales y evitar el embarazo. Sin embargo, hay 5 errores que puedes cometer que hacen que el condón no sea seguro
    A pesar que el uso del preservativo es uno de los medios seguros para prevenir el contagio de una infección de transmisión sexual, así como un embarazo no deseado, hay errores que hacen que el uso del condón no sea seguro.
     El condón puede fallar por tres razones: Que no se use en todas las relaciones sexuales; que no se coloque desde el principio hasta el final de la relación sexual ni se cuiden los pasos que eviten fallas, así como ruptura durante el coito o por retirar el pene antes de tiempo", señala el Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/SIDA.

No reduzcas su seguridad

     En entrevista para Salud180, Deny Welsh, miembro de la Sociedad Latinoamericana e Internacional de Medicina Sexual, explica que eI uso adecuado del condón implica emplearlo siempre; desde que inicias el encuentro sexual y en toda práctica, ya sea anal, vaginal u oral.
     La especialista agrega que para mantener la seguridad en todo momento, es importante usarlo correctamente. Esto implica evitar la siguiente serie de errores.

1. No revisar la fecha de caducidad. Welsh recalca que es muy importante checar la fecha de caducidad al comprar un condón. Éste se debe utilizar dos años antes de que caduque, o tres años después de la fecha de elaboración. Por ejemplo, si marca su vencimiento en 2017, el tiempo máximo de uso sería en 2017. Si la fecha de producción fue en 2014, entonces tienes hasta el 2017 para usarlo.

2. Lubricación incorrecta. Un error es usar algún lubricante, crema o vaselina, estos dañan el condón. Por ejemplo, los lubricantes a base de aceite degradan el látex de los preservativos, mientras que los hechos a base de agua reducen la posibilidad de ruptura.

3. Tensarlo. Cuando lo coloques, asegúrate de no estirarlo demasiado, al grado que quede apretado. Deja un “reservorio” en la parte de arriba, es decir, un pequeño espacio en la punta. Esto lo puedes hacer al presionar el pico para sacar el aire mientras vas colocando en el pene erecto.


4. Retirarlo de manera incorrecta. Es muy importante “sacar” el pene de la vagina antes que la erección se haya perdido. Debes agarrar el condón mientras retiras el miembro de la cavidad vaginal para que el preservativo no se quede dentro y haya el riesgo que el esperma se esparza.

5. Cerciorarse de que no se rompió. La inspección visual nos basta para comprobar que no se haya roto. Puedes hacer un nudo para retener el aire (como cuando inflas un globo) y verificar que no escape el líquido seminal. Después de verificarlo, tíralo a la basura.

6. Colocación tardía. Más del 38% de los encuestados en el estudio reportaron que se colocan el condón después de que el coito ha comenzado. Para evitar la transmisión de enfermedades venéreas, debemos tener en todo momento el condón puesto. Claramente, ponértelo después de empezar el acto no te salvará de contagiarte algo.


7. Retiro precipitado. Cerca del 35% de los individuos del estudio se retiran el condón antes de que el coito haya terminado. Lo mismo que el punto anterior, durante todo momento del coito es vital tener el preservativo puesto para protegernos de las ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).


8. No dejar espacio en la punta. No dejar un espacio en la punta del preservativo es un error que comenten 34.5% de los participantes del estudio. La punta de condón funciona como un depósito de esperma cuando el hombre eyacula, así que si no dejamos el espacio suficiente este podría romperse y ocasionar un embarazo no deseado.

9. Desenrollar el preservativo antes de colocarlo .El condón no es una media: Desenrollarlo antes de usarlo es terrible error. Cerca del 15% de los individuos del estudio dijeron que lo desenrollan por completo antes de colocárselo.


10. No quitar el aire. Cerca de 49% de las mujeres y 42% de los hombres reportaron que durante sus encuentros sexuales no le quitaban el aire de la punta del condón. Igual que en el punto número 3, esto podría ocasionar que el condón se rompa durante el coito o cuando el hombre eyacule.


11. Voltear el preservativo. Cerca del 25% de los individuos del estudio dijeron que volteaban los condones de adentro hacia afuera a la hora de quitárselo, exponiendo a sus parejas, y a ellos mismos, a fluidos corporales. Esto es un serio problema, ya que podría ser un medio de contagio recurrente.

12. No desenrollar el condón por completo. Cerca del 12% de mujeres y 9% de hombres mencionaron que comienzan el coito sin haber desenrollado por completo el condón. Esto podría ocasionar que el condón se salga del pene durante el coito. Por esto es necesario, antes de empezar, desenrollarlo siempre hasta la base del pene.


13. Exposición a objetos cortantes. Cerca del 8% de las personas del estudio han abierto el paquete del preservativo con objetos afilados poniendo así en peligro la integridad del condón.

    Otras medidas muy conocidas que no se deben dejar de mencionar, es tener cuidado al abrirlo y evitar utilizar los dientes, tijeras, cúter, uñas u otros objetos que podrían agujerarlo. Tampoco debes traerlo en lugares en donde se pueda perforar como en la cartera, bolso, mochila, guantera del coche o en la bolsa del pantalón
     Recuerda la necesidad de siempre tener a la mano un preservativo; no esperar al último momento para buscarlo o adquirirlo. Si lo usas te estarás ahorrando problemas futuros, como el contagio de una infección de transmisión sexual, así como un embarazo no deseado.
      Welsh afirma que no importa la marca, porque todas son “buenas”, lo importante es no pasar por alto estos aspectos que podrían restarle efectividad al preservativo. ¿Qué otras medidas de seguridad aplicas?

Fuente: Salud 180

0 comentarios: