Nauseas, Vomito, Diarrea, Deshidratacion [TEM]

20/4/15




Generalidades
Por lo general la náusea precede al vomito el cual es consecuencia de una disminución de la actividad funcional del estómago. Se acompaña de palidez, sudoración, salivación, y en ocasiones disminución de la presión arterial.
Constituye un recurso para proteger al organismo contra ingestión y absorción de materiales perjudiciales.
Las causas de los vómitos y las diarreas son quizás una intoxicación alimentaria, agua contaminada o alergia, entre otras. Los vómitos pueden producirse sin diarrea y viceversa. Cuando ambas cosas ocurren juntas hay un aumento en el riesgo de deshidratación, especialmente en los niños y ancianos, lo que puede ser grave.

Náusea
  • Las náuseas se presentan como una situación de malestar en el estómago, asociada a la sensación de tener necesidad de vomitar (aunque frecuentemente el vómito no se da).
  • Sensación que indica la proximidad del vómito y esfuerzos que acompañan a la necesidad de vomitar.

Control y tratamiento
Si el paciente presenta náuseas con frecuencia, es necesario investigar el origen de las mismas, para poder instaurar un tratamiento adecuado.
Si las náuseas se acompañan de vómitos es necesario rehidratar al paciente y controlar su nivel de electrolitos.
 Las náuseas pueden disminuir evitando alimentos sólidos, y farmacológicamente empleando antieméticos.
No se debe comer demasiada comida, ya que el estómago se llena de alimentos, por lo que los jugos digestivos aumentan, y como los jugos digestivos tienen mayor peso que la comida, la comida asciende al esófago, produciendo molestias, y dando lugar al vómito.
También pueden ser tratados con medicamentos, o cafeína, pero sin un abuso excesivo.
Si una persona no quiere tratarlo con medicamentos, tendrá que controlarlo.
En ocasiones, un refresco de cola puede paliar momentáneamente las náuseas.
Igualmente si los síntomas persisten es bueno consultar a un médico para descartar cualquier enfermedad como la amibiasis.

Las náuseas pueden ser síntoma de:
  • Gastritis
  • Variaciones de tensión arterial
  • Hipercolesterolemia
  • Laberintitis
  • Glaucoma


Vómito

El vómito, también llamado emesis, es la expulsión violenta y espasmódica del contenido del estómago a través de la boca. Aunque posiblemente se desarrolló evolutivamente como un mecanismo para expulsar del cuerpo venenos ingeridos, puede aparecer como síntoma de muchas enfermedades no relacionadas con éstos, ni siquiera con el estómago (gastritis) como patología cerebral u ocular.
La sensación que se tiene justo antes de vomitar (pródromo) se llama náusea (también llamada coloquialmente arcada o angustia) que puede preceder al vómito o también puede aparecer aislada.

 

Efecto del vómito

            Como consecuencia a cualquier tipo de trastorno acompañado de perdida abundante de agua y sales. El vomito exesivo conduce a la deficiencia de agua, potasio y cloro. Puede llevar a un colapso periférico circulatorio (Shock).

 Contenido

El contenido expulsado es fuertemente ácido ya que contiene Ácido clorhídrico (HCl), pudiendo contener restos de comida. El contenido del vómito puede ser útil en la clínica para orientar el diagnóstico, pues puede contener sangre (hematemesis), restos de tóxicos no absorbidos, etc.

Complicaciones del vómito

ü  Desgarro de Mallory-Weiss
ü  Aspiración del vómitoü  Deshidratación y desequilibrio de electrolitosü  Sangre en el vómito

 

Causas

Son muchas y muy variadas las situaciones que pueden provocar el vómito, por lo que suele ser conveniente un diagnóstico diferencial. Grosso modo, encontramos:
  • Desórdenes digestivos: en casos de gastritis, irritación faríngea,estenosis pilórica, íleo intestinal...
  • Trastornos metabólicos.
  • Padecimientos cardiacos.
  • Dislexia crónica.
  • Sistema nervioso y sentidos: cinetosis, hemorragia cerebral, conmoción cerebral, intoxicaciones, migraña o cefalea intensa...
  • Traumatismos cráneo encefálicos
  • Medicamentos y venenos
  • Alergias, en especial con alergia a alimentos
  • Vomito psicológico
  • Otros: desórdenes alimentarios, vómito postoperatorio, altas dosis de radiaciones, consumo excesivo de alcohol...

 

Tratamiento

Objetivo:
·         Restaurar la perdida de fluido y sales.
·         Detener el vomito.

Tranquilizar al afectado mientras tiene nauseas. Después, darle un paño húmedo, si es posible para que se limpie.
Dar al afectado gran cantidad de líquidos que debe beber con lentitud y frecuencia.
Si recupera el apetito, dele solo alimentos suaves o de almidón durante las primeras 24 horas.
Se emplean antieméticos, que reducen las náuseas y la frecuencia del vómito. (Primperan, Irtopan, Metoclopramida, Bonadoxina)
Si no fuera posible, es necesario fluidoterapia con suero.

Bebidas Adecudas
            El agua es suficiente en la mayoría de los casos. Alternativamente, añada sal (1 cucharadita por litro) , Bicarbonato y azúcar (4 a 5 cucharaditas por litros) al agua o un jugo de naranja diluido, que es una fuente útil de potasio.

 Los signos de deshidratación abarcan:
  • Llanto sin lágrimas.
  • Resequedad en la boca.
  • Aumento de la sed.
  • Ojos que parecen hundidos.
  • Cambios en la piel, por ejemplo, se toca o se pellizca la piel, ésta no regresa a su posición normal de la manera como usualmente lo hace.
  • Micción poco frecuente u orina de color amarillo oscuro.



Diarrea
            Es una alteración de las heces en cuanto a volumen, fluidez o frecuencia en comparación con las condiciones fisiológicas, lo cual conlleva una baja absorción de líquidos y nutrientes. y puede estar acompañada de dolor abdominal, fiebre, náuseas, vómito, debilidad o pérdida del apetito. Es producida por alteraciones agudas de la función intestinal y consiste en la expulsión de heces no formadas.

Causas de diarrea:
o   Intolerancia a la lactosa
o   Enfermedad pancreática
o   Síndrome de intestino corto
o   Síndrome posgastrectomía
o   Hipertiroidismo
o   Colestasis
o   Enfermedad celíaca (intolerancia al gluten)
o   Síndrome de malabsorción
o   Enfermedad Inflamatoria Intestinal

Causas infecciosas
          Virales
           Bacterianas
          Parasitarias
         Hongos


Otras causas:
                     Colitis isquémica
                     Colitis por radiación
                     Diarrea secretora
                     Síndrome del intestino irritable
                     Abuso de laxantes
                     Síndromes congénitos
                     Toxinas bacterianas
                     Drogas o venenos
                     Tumor neuroendocrino
                     Neoplasias
                     Enfermedad de Addison

Es una afección que puede estar acompañada de perdida de líquidos y sales. Puede poner en peligro la vida del paciente, motivo por el cual debe detenerse el agente que la causa y combatirlo con prontitud.
Su aparición repentina puede indicar el principio de una infección, en cualquier caso la determinación del agente producto es competencia médica y la una atención que debe administrarse es la siguiente:

Objetivo:
·         Restaurar la perdida de fluido y sales.
·         Detener la diarrea.

1.- Dar a beber líquidos con frecuencia.
2.- Suministrar medicamentos absorbentes:
o   Kaopectate
o   Kaopecon
o   Liolactil
o   Florestor
o   Loperan
3.- Calmar los dolores abdominales con un medicamento antiespasmódico
o   Buscapina
o   Sistalcin
o   Atropina
o   Atroveran
4.- Procurar asistencia médica inmediata

Deshidratación
Es una condición en la cual el cuerpo pierde suficiente líquido para funcionar correctamente. El cuerpo puede perder mucha agua cuando se tiene diarrea, está vomitando o ha estado haciendo ejercicios por mucho tiempo sin haber bebido nada.
  • Si el cuerpo no vuelve a reponer el agua que perdió, se pueden producir complicaciones: disminución del nivel de actividad, debilidad, desequilibrio de electrolitos y, en casos de deshidratación grave, la muerte.
  • Los bebés y niños pequeños, ansíanos son los que corren el mayor riesgo de deshidratación.
  • Los niños enfermos se pueden deshidratar cuando no quieren beber porque les duele el estómago o se sienten muy débiles.

Cuadro clínico

Los síntomas de la deshidratación pueden incluir dolores de cabeza, similares a los experimentados durante una resaca, un repentino episodio de nieve visual, disminución de la presión sanguínea, vértigo y desvanecimiento al ponerse de pie debido a una hipotensión ortostática. Si no se da tratamiento, pueden aparecer delirios, inconsciencia y, en casos extremos, la muerte.

Síntomas

  • Sed intensa
  • Hambre
  • Dolor abdominal, de columna, cefalea o en las extremidades
  • Náuseas
  • Movimientos lentos del cuerpo
  • Sueño
  • Mareos
  • Fatiga
  • Respiración por la boca








0 comentarios: