Inyección intradérmica, subcutánea e intramuscular

21/8/15

Los fármacos pueden ser administrados por dos vías: enteral y parenteral. Esta última consiste en la vía de administración de los fármacos atravesando una o más capas de la piel o de las membranas mucosas. 

Las posibles vías parenterales de administración son:
- Intravenosa
- Subcutánea
- Intramuscular
- Intradérmica

Este post se dedicará exclusivamente a las vías subcutánea, intramuscular e intradérmica.

Antes de cualquier técnica:
1. Lavado de manos y colocación de guantes
2. Preparación de la medicación en sus jeringas correspondientes
3. Lavado de manos
4. Colocarse los guantes
5. Seleccionar zona de punción y examinar la piel buscando contusiones, edemas, infecciones y lesiones que impidan administrar el fármaco en esta zona
6. Limpiar la zona con un algodón impregnado en antiséptico incoloro (clorhexidina) realizando movimientos circulares en una zona de 5 cm de dentro hacia afuera
7. Dejar secar el antiséptico. No soplar.
8. Puncionar la piel con la aguja en el angulo indicado para cada vía de administración.
9. Recoger el material punzante y desecharlo en el contenedor adecuado
10. Retirar guantes
11. Lavarse las manos
12. Registrar la técnica y observar las repuestas del paciente



Técnica intradérmica:

1. Antiséptico aplicado con algodón en espiral de adentro hacia afuera
2. La aguja con el bisel hacia arriba, paralela a la piel en ángulo de 10-20 grados
3. Se introduce la aguja en la piel unos 3 mm y sin llegar al tejido graso
4. Se inyecta el fármaco, observando abultamiento de la piel.
5. Se retira la aguja
6. No frotar, ni comprimir ni friccionar la piel


Técnica subcutánea:
1. Elegir zona de punción
2. Limpiar zona con antiséptico del centro a la periferia
3. Con el bisel hacia arriba y angulo de 45o
4. Usar la mano no dominante para pellizcar unos 2 cm de piel de la zona e insertar la aguja en 45 grados
5. Aspirar con el embolo: si hay sangre retirar y volver a pinchar (no inyectar el medicamento con sangre o en un vaso). Si al aspirar no hay sangre inyectar el medicamento
6. Retirar la aguja y luego soltar el pliegue cutáneo (no masajear).
Nota: para heparinas se recomienda inyectar con el angulo de 90 grados cogiendo un pliegue de piel y sobretodo no aspirar si vamos a inyectar heparina o insulina.
En jeringas precargar no eliminar la burbuja de aire.
Se debe siempre anotar la zona de punción para evitar la lesión repetida en dicha zona y la consiguiente atrofia del tejido subcutáneo

0 comentarios: