Cavidad Orbitaria [Anatomia]

5/9/15

CAVIDAD ORBITARIA

     Estas cavidades, que alojan al bulbo ocular y sus anexos, presentan una forma piramidal de base  anterior con cuatro paredes y un vértice que se corresponde con el canal óptico. El margen orbitario está formado por: Arriba, el borde orbitario del frontal, reborde que puede presentar una escotadura (o un canal) por donde pasa el nervio supraorbitario (V1). Abajo, los 2/3 laterales corresponden al borde orbitario del hueso cigomático y el 1/3 medial al borde orbitario del maxilar; aquí es posible palpar la sutura cigomato-maxilar, bajo la cual se observa el foramen infraorbitario por donde aparece el nervio del mismo nombre (ramo terminal de V2). Medial, el proceso frontal del maxilar y, en la parte alta, el proceso orbitario medial del hueso frontal; elementos que se unen en la sutura fronto-maxilar, en este punto se ubica el punto craniométrico maxilofrontal. Lateral, el borde orbitario del hueso cigomático y el proceso cigomático del frontal; huesos que se unen en la sutura fronto-cigomática, en este punto se ubica el punto craneométrico fronto-cigómato-orbitario.


Pared Superior: Se relaciona con la fosa craneal anterior y está formada en su mayor extensión por la cara orbitaria del frontal y, en la zona posterior, por el ala menor del esfenoides. En la porción antero-lateral del techo orbitario se observa la fosa para la glándula lagrimal y en la región antero-medial la fosita troclear, para el tendón del músculo oblicuo superior del ojo.

Pared Inferior: Se relaciona con el seno maxilar y está formada por la cara orbitaria del maxilar y porción orbitaria del hueso cigomático; el proceso orbitario del palatino contribuye a formar una pequeña región de la zona posterior del suelo de la órbita. Esta pared es recorrida de atrás hacia adelante por el surco y luego por el canal infraorbitario, elemento que contiene al nervio y a la arteria homónimas.

Pared Medial: Se relaciona con las fosas nasales y está formada, de ventral a dorsal por el proceso frontal de maxilar, el hueso lacrimal, la masa lateral del etmoides (hueso plano) y una pequeña porción de la cara lateral del cuerpo del esfenoides. En esta pared se destaca en la zona anterior el surco lacrimal, relieve labrado en el hueso del mismo nombre, punto de inicio del canal lacrimo-nasal. En esta pared, en la intersección de las suturas fronto-maxilar y fronto-lacrimal se ubica el punto craniométrico dakyon.

Pared Lateral: Se relaciona con la fosa temporal y está formada principalmente por la cara orbitaria del ala mayor del esfenoides y la cara orbitaria de hueso cigomático; contribuye a esta pared una pequeña porción de la cara orbitaria del frontal. En la zona anterior de esta pared se aprecia, en relación con del hueso cigomático, el comienzo del canal cigomático (que conduce al nervio del mismo nombre, ramo de V2); conducto en forma de "Y" , cuya derivación anterior se abre en la cara (canal cigomato-facial, conduce al nervio del mismo nombre), mientras que la derivación posterior lo hace en la fosa temporal (canal cigomato-temporal, conduce al nervio del mismo nombre).

Bordes
Como la "base de la pirámide" no es estrictamente cuadrangular, las regiones donde se unen las paredes reciben el nombre de bordes como se muestra a continuación:
  • Borde superonasal o superointerno
  • Borde inferonasal o inferointerno
  • Borde superotemporal o superoexterno
  • Borde inferotemporal o inferointerno


Respecto de los ángulos que se forman en relación con las paredes de la órbita es necesario destacar lo siguiente: En relación con el ángulo supero-medial, en la sutura fronto-etmoidal, se observan los formanes etmoidales anterior y posterior que conducen a los nervios y las arterias del mismo nombre; ramos de V1 y de la arteria oftálmica respectivamente. En relación con el ángulo supero-lateral, en la región posterior de él, se dispone la fisura orbitaria superior ya descrita en la base de cráneo. En relación con el ángulo infero-lateral, casi en toda su extensión, se aprecia la fisura orbitaria inferior, cerrada por periostio en la preparación fresca; su extremo posterior comunica con la fosa pterigo-palatina. Por último, el ángulo infero-medial es obtuso y poco marcado.

0 comentarios: