WILHELM CONRAD ROENTGEN

8/11/15


WILHELM CONRAD ROENTGEN:
     Nació el 27 de Marzo de 1845 en Lennep, Alemania, hijo de un tejedor. Su familia se muda a los Países Bajos cuando tenía tres años, donde recibe su educación primaria en el Instituto Martinus Herman van Doorn. Luego asistió a una escuela técnica de Utrecht, de donde fue expulsado por realizar una caricatura de uno de sus docentes, acto que negó rotundamente. Fue un físico de la Universidad de Würzburg que el 8 de Noviembre de 1895 hizo un descubrimiento que marcaria y cambiaria el curso de la medicina en todo el mundo: rayos “X” o rayos “incógnita” los llamó, porque realmente no sabía que eran y como eran producidos. Rayos desconocidos, un nombre que les dan un enorme sentido y valor histórico.
     Roentgen experimentaba con el tubo de Crooke en su sala de investigaciones, analizaba el comportamiento de los rayos catódicos (electrones) y el fenómeno que estos producían en las paredes de vidrio del tubo, quería evitar la fluorescencia violeta que generaban. Entonces crea un ambiente de oscuridad en la sala y cubre el tubo con una funda de cartón negro. Al conectar el equipo por última vez, llega la noche y se sorprende al ver un débil resplandor amarillento y verdoso a lo lejos de la sala, sobre una silla próxima había un pedazo de cartón con una solución de cristales de platino y cianuro de bario en el que observó un oscurecimiento al desconectar el equipo. Retiró más lejos la solución y determinó que los rayos catódicos producidos en el tubo de Crooke generaban una energía invisible y muy penetrante.
      En las seis o siete semanas siguientes estudió con gran rigor y mayor detalle el comportamiento y las características de este nuevo fenómeno. Entonces decide fotografiar todo el proceso, cuando descubre que todas las placas fotográficas que guardaba en un cajón estaban veladas. Atribuye el fenómeno a la acción directa de esta nueva clase de rayos y decide comprobarlo. Colocó una caja de madera con unas pesas sobre una placa fotográfica y el resultado fue sorprendente. Los rayos atravesaban la madera e impresionaban la imagen de las pesas sobre la emulsión fotográfica, hizo otros experimentos con una brújula y el cañón de una escopeta. Para comprobar el alcance y la distancia de estos rayos, pasó al cuarto de al lado, cerró la puerta y colocó una placa fotográfica en la pared, así obtuvo la imagen de la moldura, la manija de la puerta e incluso los trazos de la pintura que la cubría.
     Cien años después ninguna de sus investigaciones ha sido considerada como casual, y fue el 22 de Diciembre de 1895 que decide practicar la prueba en humanos, un día memorable. Como no podía manejar el interruptor, la placa fotográfica de cristal y exponer su propia mano al mismo tiempo, llama a Berta, su esposa, y le pide que coloque la mano sobre la placa de cristal durante aproximadamente unos quince minutos. Al revelar la placa nace una imagen histórica en la ciencia: los huesos de la mano izquierda de Berta y su anillo de casada, la primera radiografía del cuerpo humano. Así nace una de las ramas más poderosas y excitantes de la medicina, la Radiología.
      El 28 de Diciembre de 1895 realiza en Würzburg el primer anuncio de esta clase de radiación en un artículo titulado: “Ueber eine neue art von strahlen” o “De una nueva clase de radiación”. Su presentación y demostración de los hechos fue tan convincente que no dejó duda alguna al respecto de que había descubierto una nueva clase de radiación.
    La noticia del descubrimiento de los rayos X se divulga rápidamente por el mundo y Roentgen fue objeto de innumerables reconocimientos: el emperador Guillermo II de Alemania le concedió la Orden de la Corona, fue honrado con la medalla Rumford de la Real Sociedad de Londres en 1896, con la medalla Barnard de la Universidad de Columbia y con el premio Nobel de Física en 1901.

     El descubrimiento de los rayos X fue el producto de una profunda investigación y de una extensa experimentación, y no de un mero accidente como afirman algunos autores. Roentgen fue un hombre de ciencia, agudo observador que investigaba los más ínfimos detalles de sus experimentos, examinó las características y consecuencias de un acto quizás casual, y por eso tuvo éxito en donde los demás fracasaron. Fue un hombre humilde pero complejo, atrapado por un interés particular en el descubrimiento y en el desarrollo de la ciencia, y fue por eso que no aceptó ninguno de los reconocimientos otorgados.
     Muere el 10 de Febrero de 1923 muy enfermo, rodeado de viejos y pocos amigos y en una situación económica devastadora. Este genio no quiso patentar su descubrimiento cuando Edison se lo propuso algunos meses antes de su muerte, manifestando que lo dejaba como legado para beneficio de la humanidad.
[Fuente, Diseño y Edicion - Tecnico Radiologo Carlos Alvia]

0 comentarios: