El virus Zika podría estar detrás de otro trastorno neurológico

12/4/16


Se trata de un síndrome autoinmune denominado encefalomielitis diseminada aguda
El virus ya se ha vinculado a otros problemas neurológicos en niños y adultos

   Científicos brasileños han descubierto un nuevo trastorno cerebral asociado a la infección por el virus Zika en adultos: un síndrome autoinmune denominado encefalomielitis diseminada aguda (ADEM) que ataca tanto al cerebro como a la médula espinal.
     Hasta la fecha, el virus del Zika ha sido relacionado con diferentes trastornos neurológicos tanto en adultos como en bebés. En los primeros, se ha asociado con el síndrome Guillain-Barre, un trastorno autoinmune que ataca los nervios periféricos, los que se encuentran fuera del cerebro y de la médula, causando parálisis temporal que puede en algunos casos requerir asistencia respiratoria. El nuevo descubrimiento muestra ahora que la infección por Zika podría provocar además un ataque inmune en el sistema nervioso central.
     Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay un fuerte consenso científico sobre el vínculo que hay entre el Zika y los casos de microcefalia que se están detectando en miles de recién nacidos, pero la prueba concluyente que permita afirmar que el virus es la causa de la microcefalia todavía puede tardar meses o años.
    Brasil ha confirmado más de 940 casos de microcefalia relacionados con infecciones por Zika en las mujeres gestantes y está investigando casi 4.300 casos adicionales.
En relación con las enfermedades autoinmunes, algunos investigadores también han informado de pacientes con infección por Zika que han desarrollado encefalitis y mielitis, un trastorno neurológico que genera infección en las células nerviosas.
     "Aunque nuestro estudio es pequeño, puede ofrecer evidencia en este tema, el virus tiene diferentes efectos en el cerebro de los infectados según se ve en estudios actuales", ha explicado Maria Lucia Brito, una neuróloga del Hospital Restoration en Recife, Brasil.
      ADEM normalmente se produce como consecuencia de una infección, causando una intensa inflamación en el cerebro y la médula espinal que daña la mielina, la capa protectora que rodea las fibras nerviosas. Los síntomas que genera, algunos similares a los de la esclerosis múltiple, son debilidad, entumecimiento y pérdida del equilibrio y de la visión.
    Brito presentó sus hallazgos este domingo en el Congreso de la Asociación Americana de Neurología que se está celebrando en Vancouver. En el estudio participaron 151 pacientes que acudieron a su hospital entre diciembre de 2014 y junio de 2015. Todos habían sido infectados con arbovirus, patógenos de la familia del Zika, el dengue y el Chikungunya.
    Seis de estos pacientes desarrollaron síntomas compatibles con trastornos autoinmunes. De estos seis, cuatro tenían Guillain-Barré y dos tenían ADEM. En ambos casos ADEM, los escáneres cerebrales mostraron daños en la sustancia blanca.
     Los seis pacientes dieron positivo para Zika, y todos permanecían con complicaciones después de recibir el alta hospitalaria, cinco sufrían disfunción motora, uno tenía problemas de visión, y una paciente deterioro cognitivo persistente.
     Al menos 13 países han informado de casos de Guillain-Barre vinculados a brotes de Zika, según la OMS, por lo que se cree que el virus Zika es una causa probable.
    El doctor James Sejvar, un neuroepidemiólogo de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), dijo que los casos de ADEM vinculados con Zika no parecen estar produciéndose al mismo ritmo que los casos de Guillain-Barre, pero señaló que los médicos deben estar atentos de ésta y otras enfermedades del sistema nervioso central.
   "Por supuesto, la pregunta que queda por responder es ¿por qué?", declaró Sejvar. "¿Por qué el virus Zika parece tener esa fuerte asociación con Guillain-Barre y otras enfermedades inmunológicas o inflamatorias del sistema nervioso?"
    Sejvar, que ha estudiado el síndrome de Guillain-Barré en Brasil y participa en un ensayo clínico importante sobre este trastorno en Puerto Rico, dijo que espera que los futuros estudios arrojen más luz sobre estas cuestiones.


0 comentarios: