5/11/16

 Tipos de Ignorancia:

El presente es un muestreo de los distintos tipos de ignorancia señalados por el profesor Ernesto Garzón Valdés:“Algunas Reflexiones sobre la ignorancia”, en: Isonomia, Publicaciones periódicas Nro. 11. Octubre de 1999. Página 129 a 148, hace ya una década, y que son la base principal del ensayo ¿Cada pueblo tiene el gobierno que se merece? de mi autoria, en el que además se sugiere una visión sobre la aplicación de estas categorías de ignorancia en la actualidad política colombiana. 

Los tres primeros tipos de ignorancia que se presentarán a continuación son negativos, los otros cinco son positivos y  aceptados porque son insuperables o nos ayudan a asumir la condición humana.

  1. Ignorancia Excusante: Es Involuntaria y se presenta con total ignorancia, o sin capacidad. Ejemplo: Demente, loco.
  2. Ignorancia Presuntuosa: Es aquel que presume el conocimiento de algo que desconoce. Se podría resumir en la actitud de negar la posibilidad de conocimiento en aquellos campos donde su metodología resulta epistemológicamente inaceptable.
  3. Ignorancia Culpable: Resulta del autoengaño. Requiere que sea fácilmente superable y que se suponga que su superación puede tener un efecto desagradable. Solo se refiere a asuntos morales importantes. El autoengaño es una forma moralmente inadmitible para eludir la responsabilidad Ejemplo: Supone que lo aman, y opta no preguntarlo, pues prefiere vivir pensando que la respuesta será positiva.
  4. Ignorancia Racional: En este tipo, la aceptación de la ignorancia es eminentemente racional. Se recubre la ignorancia con el velo de la indiferencia. Ejemplo: Soy ignorante lo acepto.
  5. Docta Ignorancia: El conocimiento consiste en una cierta comparación entre lo conocido y lo desconocido. Logro conocer la capacidad de mi ignorancia, por lo tanto seré mas docto. Hace referencia mas a una disposición intelectual que a un acervo de conocimientos. Entonces se observa como una disposición por reconocer las limitaciones de todo saber racional. “… el saber se basa en la ignorancia por cuanto todo conocimiento parte de supuestos cuya verdad no podemos demostrar: ”. “Todas las cosas humanas me son sospechosas hasta lo que ahora mismo estoy escribiendo. Sin embargo, no me callare. Por lo menos hay algo que podré decir libremente: no se nada.” “La razón no conoce mas que lo que ella misma produce según su bosquejo”.
  6. Ignorancia Conjetural: Formulamos conjeturas acerca de la realidad que luego sometemos al test de su posible falsación. Nuestras soluciones son simples conjeturas tentativas que pueden ser desafiadas y reemplazadas por soluciones alternativas, superiores. Ejemplo: Esta clasificación.
  7. Ignorancia Inevitable: A medida que aumenta el saber de los seres humanos, mayor es su asombro ante lo ignorado y mayor su tendencia a refugiarse,  en ultima instancia, en el modesto pero sensato campo de la docta ignorancia. La especialización de unos temas trae como consecuencia el aumento de la ignorancia de otros. La ignorancia alienta la esperanza de aprender en el futuro.
  8. Ignorancia Querida: Todos sabemos que vamos a morir, pero preferimos evitar saber cuando será. Imaginemos como cambiarían nuestras vidas si desde pequeños supiéramos en que fecha y en que condiciones moriremos. Hay cosas que preferimos no saber. Este tipo de ignorancia también se relaciona con el conocimiento que queremos construir desde la academia y que proyectamos en el tiempo. Quiero resaltar la importancia de reflexionar sobre los campos de estudio que existen en el mundo del derecho, y la capacidad de análisis –temporalidad y especialidad- que pretendemos construir.

Es totalmente diferente realizar acciones por ignorancia que con ignorancia (involuntario), lo cierto es que los actos realizados por los seres humanos están revestidos por la razón, que como aventuraba Kant se utiliza en dos modos distintos: para el conocimiento de la realidad –Teórica-; y para la dirección de la conducta –Practica-.

La ignorancia es una falta de conocimiento. Pero quien no quisiera tener vacíos, pues el conocimiento humano es tan amplio y complejo que seria absolutamente abrumador conocer todo a nuestro alcance, como afirma el profesor Garzón: “Hasta que punto seria entonces razonable perseguir el ideal de la omnisapiencia es algo mas que dudoso. En todo caso, parecería que cabe la posibilidad de cultivar aquello que podría llamarse la ignorancia querida.

0 comentarios: